Me presento...

Mi foto
Chile
A veces siento como el Nihilismo se aferra a mi cuerpo...Suele suceder con todos

martes, 11 de diciembre de 2007

la muñeca que quedo inmovil

Esta es una historia que no le he contado a nadie,
Esta e suna historia que vivi en mis sueños
Esta e suna historia que pocos comprenderan
Esta es una historia muy bonita de escuchar...


En un castillo muy lejano para nosotros se encontraba una muñeca de largas piernas y largo cabello negro. Esta muñeca tenia un dueño, muy amable y calido, ellos se querian mucho, muuuchoo, su dueño era un niño muy alegre, siempre sonriente e impaciente, ella era una muñeca muy hermosa, usaba siempre preciosos vestidos y su cara era ciertamente muy linda, su belleza unica entre todas las demas muñecas, su belleza fria, su mirada distante, y doliente rompia el corazon de este niño, quien la atesoraba con mucho reselo...el niño no dejaba que nadie mas la tomara, solo le poseia a el, el era su dueño, sentimientos de obsesión sobre la muñeca, pero a ella no le importaba, el estaba siempre con ella y eso la hacia feliz.
Ellos se querian mucho, siempre estaban juntos siempre siempre...
Pero el niño crecio y tuvo que casarse con una princesa que vivia cerca...pero el niño crecio y guardo a la muñeca en una habitación desocupada junto con sus vestidos...
Pero el niño crecio, ella solo estaba sentada alli mirando el piso, tal y como el niño la habia dejado, aunque pasaran los años ella seguia igual...
Pero el niño crecio!! Y crecio tanto que se hizo ya un señor, un adulto que habia olvidado a su querida muñeca quien lo esperaba sentada en aquella habitación, ella no lloraba, solo estaba asi, esperándolo...pero...
El niño murio...
La muñeca se quedo alli, tal y como el niño la habia dejado, en una habitación llena d epolvo, sus vestidos tambien lo estaban, y el castillo desabitado, todo estaba muy silencioso,

Asi pasaron los años, los siglos, y el castillo termino por quedar en algun lugar muy lejanoa nosotros dentro del mar, ella seguia alli, esperándolo
Su belleza era la misma, pero bajo las cintas de su pelo que ocultaban sus ojos algo habia cambiado, un caminito de agua mojaba su cara, una lagrima de no un muñeca si no de una niña que espera a su querido niño, para ue juegen juntos otra vez como antes...
Pero el niño crecio...

No hay comentarios: