Me presento...

Mi foto
Chile
A veces siento como el Nihilismo se aferra a mi cuerpo...Suele suceder con todos

Cuentos, que imagine



Descalza
Estaba parada en la puerta nocturna...El umbral, me sostenía con tanto énfasis, me hacia sentir pequeña, pero no sentía miedo alguno, en su escritorio estaba el señor, solo me miró por encima de la lámpara, observó mis pies descalzos.

mi pie derecho sobre el izquierdo con los dedos entrelazados, las uñas de mis pies diminutos pintados de manera muy infantil...mi cabello desordenado, con mechones sobre mi cara.


Pero tu rostro se vio sombrío de pronto, no sentí temor alguno, deseaba con toda mi alma atraparte, eras tan grande, y yo tan débil, pero quería hacerte mio, morderte y sentirte como se sienten los adultos...como
gritan en la noche los adultos y parecen explotar, así asimismo queria sentirte yo...queria que tus ojos brillaran...

Caminé hacia ti, la lámpara se apago por tu mano, no dijiste nada, yo me senté en tus piernas de hombre y tú acariciaste mis muslos de niña...en la oscuridad,, un beso ladrón y caricias de pequeñas manos en su rostro...

tu cabello tus labios, tu dureza,, respire profundo y olvidé pensar..

mis pies descalzos estuvieron recorriendo todo tu cuerpo esa noche...
Tu jadeante varonil, suave y obseno...

Vi flores, y dolió ,, mi corazón me azotó y mis ojos se cerraron apretando mis manos las sabanas, fui tan adulta, y d epronto nada era real, era solo un sueño, algo que jamás pasó
desperte en mi cuarto,, ya de mañana me asomé en tu puerta

El umbral, me sostenía con tanto énfasis, me hacia sentir pequeña, pero no sentía miedo alguno, en su escritorio estaba el señor, solo me miró por encima de la lámpara, observó mis pies descalzos.


*********************************************************************************************************************************************************************************************************************************************






Era constante, no se hartaba, a mi poco me importaba...Fue cuando me despertaron un dia y dijieron "Tu abuelo a muerto"...Me senté apresuradamente sobre mi cama....
Me quede mirando fijamente un punto.
Yo lo quería, admiraba, y a pesar de eso, no sentia ganas de llorar
Como si tubiese muy asimilado que la gente se enferma, muere, se aleja, desaparece...
Evaporarse.
****************************************************************************************************************************************************************+++
Rodillas.
La faldita cuadrille de color rojo, se levantó un poco, dejando en descubierto rodillas coloradas un poco peladas, con heridas pequeñas, y el comienzo del muslo suave y blanco.
Él se negaba mirar, sus ojos apuntaban directamente hacia el frente, hacia un arreglo florar, hacia una mancha en la pared, hacia una hormiga a una cuadra de distancia peliando con su vecina para obtener el granito de azúcar el cual, una señora llamada Trinidad dejó caer al servirse un tecito en el jardín.
Ella se sentó a su lado, y comenzó a hablar sobre lo mal administrada que estaba la junta de vecinos, y comenzó a dar su opinión, con tono seguro, cada vez que una palabra se enrredaba entre sus labios pintados con helado ella reia, achinaba los ojos cuando reia. Y él no queria notarlo.
Por lo que, su voz masculina solo se oia para decir algunos monisílabos cortantes.
Ella, lo notó...
-Mucho gusto, creo que no nos hemos presentado, mi nombre es Rebeca.......-Dijo sonriente, malisiosa, introduciendo todo el resto de helado en su boca, y agregando en un idioma casi innentedible por su boca llena de hielo - y...el tsuyo, csualf esf?
Él la miró por el rabillo del ojo y dijo- Mauricio....- Se levantó de su banquita de plazuela de vecindad y se retiró hacia los bocadillos.


Ya todo el evento de vecino felices estaba terminando, las señoras hablando de channel
y de vestidos caros, sin forma, para ellas sin forma.
Se oyó un ruido fuerte de una de las casas del condominio, todos miraron asustados de tal golpe y vieron a rebeca con los brazos levantados, ojos bien abiertos y boca entreabierta por el susto. Comenzó a pedir perdón, reiteradamente mientras ayudaba a levantar  las bicicletas que botó sin querer por sacar la suya, algunas adultas se reian otras la miraban con desprecio, ¿Cómo era posible que una chiquilla delgada, revoltosa, que vestia con faldas cortas cuadrille, boina roja y chaqueta de cuero, hubiese sido criada por una buena familia? eso sin duda iba contra las reglas.
Mauricio se acercó y la ayudó a ordenar las 6 bicicletas desparramadas en el piso.
- Agradece que no se a roto ninguna- Dijo seriamente terminando de acomodar la última.
Rebeca lo miró con gracia, la sonrrisa jamás se la quitaban del rostro.
- Te gusta mi peinado?- Dijo entonces ella entusismada.
Mauricio la observo sin expresion, y vio dos moños, con mechones disparados, algunos de colores rosas y morados, su cabello era extraño, sin chasquilla, y como 5 aros en cada orejita blanca y pequeña, cada aro pequeño, de cristal, La chaqueta de cuero, tenía en el hombro un bordado muy infantil, de girasoles, y muchas flores, muy coloridas. La polera mostraba un corazón gigante que decia "the go go dolls", la faldita, y zapatillas de lona, negras con blanco, un cordón desabrochado, y ella diminuta, delgada, infantil, y con presencia.
Mauricio se sorprendio, ¿Cómo era posible que una persona tan flaca, sicodelica tubiese tanta presencia?
-Y bien?- volvió a preguntar ella.
Mauricio solto una carcajada breve, y se sonrio, y con aquella sonrisa le lanzó las llaves de la bicicleta que ella quería sacar. Rebeca de devolvió la sonrisa y le dijo:
-En la fiesta de estirados de la noche nos vemos. Adiós-
Se subió a la bicicleta, y desapareció rápidamente por la calle.



Mauricio era un joven de 30 años, muy serio, con una vida profesional excelente, muy querido por sus padres, muy correcto, organizado, inteligente, insoportable, irónico, cruel. Tenía una novia elegante, bonita, inteligente , dulce, todos la querían, era algo insoportable también. Estaba con ella hablando en el jardín. Era una fiesta muy simple pero elegante, las luces del jardín, todos celebrando y hablando sobre temas importantes, Fingiendo la risa muchas veces.
Aún así, Mauricio notó no ver a esa chiquilla extraña a pesar de lo que le había dicho.
Fue del brazo con su novia a presenciar el discurso del padre de la novia.
Alejandra, se llamaba la novia, el padre habló, se emocionó, dijo lo orgulloso que estaba de ella y de su yerno. Pues bien, fue el turno de la hermana de la novia hablar.
Y ahí estaba Rebeca, con un vestido color blanco invierno, de satín, los mismos cristales en sus diminutas orejas.
Mauricio se sonrió, pues estaba seguro que la "hermanita" de la novia terminaría por hacerlos reír a causa de su discurso.
Menuda sorpresa, fue el discurso mas lindo y simple que oyeron todos, entonces, la novia tiró el ramo.
Haciendo feliz a doña Trinidad, quien seguía tomando té, el ramo derramó su té, pero, no importaba "ella se casaría".
La novia de Mauricio sonreía siempre, y tenia buenos modales, o al menos sabía calzar tacones.
Estaban hablando ambos, él y su novia, con un grupo de señoras alcahuetas, cuando una melodia distante y solitaria de una guitarra llamó la atención de Mauricio. Se disculpó y fue en busca de la melodía, que creía conocer. Fue una casa mas allá. Donde parecía todo mas oscuro, o más natural, sentada en la escalerita que daba de la entrada a la vereda, encontró a Rebeca, a ella y a su guitarra.
Se había quitado los zapatos de tacón, pero se veía similar a un hada, el vestido ajustado de satín. el cabello levantado en un moño en tubo, y los cristales que a contra luz, pintaban su piel de colores pasteles.

Él se sentó a su lado y comenzó a cantar, la melodía....
Ambos cantaron.
Él soltó el asfixiante nudo de su corbata, pero aún asi no se la quitó.
Ella siguió igual, pero menos triste.
Él continuó siendo el, pero, menos aburrido de todo.
Hablaron toda la velada, sentados ahí sin tema alguno, y a la vez todos juntos.
Una infinidad de reconocimientos faciales, miradas prófugas, sonrisas, mejillas rosas
Equivocación.
El vestido de satín se levantó un poco y dejó en descubierto las rodillas de Rebeca, peladas, con heridas diminutas, iguales a los de una niña de 8 años, teniendo ella el doble mas 2 años.

No se vieron, durante meses.
Pero una ciudad nunca es demasiado grande
*******************************************************************************************************************************************
************+


Ambas

Yo no era tan buena literaria como mi amiga,
ella esa surrealista casi imaginaria, era buenísima
cada palabra caía en absurdo pero se entendía y era extrañamente excitante...
ella tenia un cabello bonito, y era pecosa
tenia una voz chillona, y nuestros amigos la hacian cantar, cuando ellos tocaban sus guitarras o violines...
yo los miraba, porque nunca me hacian bailar ....
pero asistian a todas mis presentaciones..nos queriamos mucho
eramos los del taller de arte.
La directora nos odiaba, siempre nos suspendia por algun motivo
pero eso no importaba, la dibujabamos de manera burlesca, y haciamos afiches con su imagen para todo el liceo, esa era nuestra venganza...

Encerrarnos en ese salon a escuchar radiohead en los recreos.
bjork, y una lista de musica indie que nuestro amigo, llevaba mientras el pintaba el cuadro de 7 por 3 del nacimiento de venus, todos manchados.
bueno varios fumaban hierba, y ya que eran de cuarto y en ese tiempo yo entre a primero, nunca fueron buenos ejemplos, y eso me gustaba.
Me incaba a terminar mi cuadrito estilo naif...
Vi entrar los pies de ivvone ,, venia con mi amiga, ellas juntas, yo estaba incada tras las mesas, supongo que no me veía.
Ivvone tomó de la cintura ami amiga, pusieron fuerte la cancion, innocence de bjork, y se lanzaron salvajemnte contra las mesas, deborandose!, besandose, acariaciandose...
ambas tenian el cabello muy lindo...
y ambas escribian de manera hermosa
una perdia sus zapatos siempre, y la otra, andaba con hojitas y ramas de arboles en la cabeza, por descuidada....

Supongo que por eso la directora nos odiaba
*******************************************************************************************************************************************************

Polilla
Abriendo los ojitos decidida. 
Corrió las persianas y se dejó envolver por la cálida mañana...
Y, aunque odiara el calor, eso poco le importaba, sabiendo que su piel estaba fría .
mechones de pelo sobre su cara.
Idealizó ideas nuevas y  fabricó el rubor de sus mejillas, sonriendo descaradamente
ningún motivo habitaba su corazón para estar triste. Mucho menos para estar felíz.
Pasaban así los dias, solo con sublimes matices lejanos, pequeños brillos..destellos amorosos.
Y habitaba ella en el limbo de las emociones, tratando de no recostarse boca ariba sobre el pasto
o sobre su cama, porque solo en esa posición, un dolorcillo se apoderaba de su garganta,terminando en su pecho.
Era así como sabía lo vacía que estaba.
Como muchas personas. 
Era fin de semana, había cancelado varias invitaciones para compartir, con amigos, conocidos, gente...
Se levantó temprano, y arregló en su bolsito de mimbre comidita y mucho jugo. Tomó el primer bus hacia el bosque.
Se bajó en mitad de la carrera, con su vestido de delgada tela blanca. comenzó a caminar. Entre ovejas, Cruzó un cerro, Atravesó cercas, cuidadosamente levantó algunas para no clavarse, y cuando se vió muy dentro del bosque, suspiró...
Largo rato miró hacia el cielo, el cual solo se hacia presente en forma de lucesitas entre las hojas que bailaban de la mano con el viento. Coquetas hojas...Coqueto viento.
se sentó sobre el pasto, comenzó a comer unas galletitas adornadas con muchos colores, la decoración juguetona se detenía en sus rosados labios. Ella se quitó los zapatitos.
Quedando descalza en la tierra del bosque, comenzó a hundir sus dedos en la tierra, sintiendo la suave tierra, húmeda, fría, tierna.
Ya casi de noche, tomó el bus de regreso....
Sus ojitos estaban siempre abiertos. Y entendia muy bien lo mucho que le faltaba
para ser lo que ella deseaba....
De todas formas, se embobaba por las luces...sin duda, era aún una polilla
**************************************************************************************************************************************************************


Antes de dormir.
Cuando apago las luces, la lámpara verde que está en mi velador, esa lámpara que le robé a mi madre, la lámpara que es igual a la de los monitos de pixar. Cuando aprieto su boton y, junto con su "clic" mi pieza se convierte en un cubo negro durante unos 40 sg, luego un haz de luz curioso y bondadoso se escapa entre las persianas color burdeo que pretenden falsamente cubrir las ventanas. Y gracias a el, vuelvo a recordar las formas de mi habitación.
Cuando eso ocurre, cierro mis ojos, como tú, si, asi mismo los cierro, con la misma intensidad    que tú...Y en mi cabeza, comienzan a chocar los cristales...Y vuelta al juego mezquino...Y vuelta a no dejarme dormir porque me hacen cantar mil y una cosa, mil pensamientos, y una ilusión.
Hoy, ahora, si ahora, No tenía en quien pensar, no tengo en quien arrullarme en su pensamiento, ni sentir sus brazos sobre mi cuerpo, por lo que, idealicé una situacion.
Identifiqué al individuo, le invente una personalidad, unas facciones, y algo similar a una voz.
y, Recordé cuando me enfermo.
Cuándo mi madre está haciendo clases, lejos de la casa, y yo falto al liceo, porque tengo mucha fiebre.
Me imaginé así tal cual, enferma, sudando y jadiando por la fiebre. Cada vez que me enfermo, me da mucha pena, y me pongo a llorar por cualquier detalle absurdo.
Recordé esa vez que se quedó cuidandome, un lobo era, si un lobo, yo estaba acostada sin poder abrir los ojos. Él, me hizo un arroz con leche muy dulcesito, con canela.
Cuando lo comí, estaba tan delicioso, y me cuidaba tanto, que al decir "está muy rico" mis ojos se llenaron de lágrimas y mi voz tirito.
lloré. de emoción.
Que absurda fui, lo sé.
Ese dia me abrazaron, y creo que fue la primera vez que me abrazaron por llorar.
Al recordar todo eso, imaginé, indentifiqué a mi creación haciendo lo mismo, cuidandome y dandome de comer algo que hizo con amor.
y, lloré...
porque lo siento tan cercano.
Y, como le cree algo similar a una voz, me dijo calmada, serenamente pero seguro
"Si lloras más, la fiebre volverá...tranquila, estoy contigo"
...
Aún no se si conosco su nombre, no sé si piensa en mi, me gusta imaginar que si, cada vez que veo una hora en punto, sonrió pensando que es así.
Desconosco si es como lo imagino, no sé, si me dirá, "quiero verte"
Tampoco sé si ya lo e visto, ó, si nunca lo veré en esta vida....
Querrá a otra?, 
Ahora, cuando vuelva a dormir, me concentraré en pensar que me dirá
calmada, serenamente pero seguro
.tranquila, estoy contigo"
***************************************************************************************************+

"

Dame un día libre..

Desperté a las 12 del dia.


Me duché, no, no almorzé. Y salí. Tenía pensado comer algo por ahí, zapatitos de tacón, vestido angosto en la cintura con caída de campana hasta las rodillas, grandes botones cafés, y, mi cabello suelto, hasta mi cintura, bailaba con el viento. Grandes lentes, gran sonrisa, un señor me regaló una manzana, junto a un piropo, todo pasaba , porque si, y rápidamente…Jamás me asustó ese sistema de vida, anoche había salido a una fiesta, de la cual me salí temprano, solo para fotografiar las estrellas, debí estar un poco bebida, las únicas fotografías que encontré decentes fueron una gota minúscula sobre una hoja, y una foto un poco borrosa de mis pies en el agua, las demás eran solo un cuadrado negro, una cámara de celular nunca captara algo tan hermoso como las estrellas.

Una hilera de cemento, de un metro de alto, y uno de ancho y, una cuadra de largo, me subí. Y, lentamente caminé sobre ella, mirando, un tanto sicopata yo, a los transeúntes, los cuales me miraban ami como la extraña, cuando me aburrieron sus caras simples, comencé a caminar mirando las hojas de los árboles, y la luz sobre ellas. Terminó la cuadra, terminó mi descanso.
 Eran las  12:30, debía correr hacia la tienda de telas, antes que cerraran a las una. Luego correr porque quede en ver a una amigas a las una y media, fui con todas las bolsas de telas, pero llegué, y pude tomarme aunque sea un café, un capuccino sin vainilla, pero super dulce. A las 3 debía correr al seminario de jóvenes lideres, fue taaan aburrido, creo que me avergonzé un poco, mis bolsas hacían mucho ruido, pero, pronto lo rectifiqué al dejarlos en jaque, y sonriendo.
Para finalmente a las 6 comenzar a crear los patrones para el vestido que ya me habían comprado para una semana mas, trabajar en satín es una proeza, por lo que decidi dejar un dia solo para eso, mientras terminé los patrones, eran las 7y 45 min….

Me duché, y salí, a patinar. Tenía pensado ir sola, pero, llegó carlos. No es mal tipo, es agradable. Pero, también es agradable estar sin el. Digamos, que algunas veces me estresa hablar con gente. Y preferiría poder estar sola, una socialité que prefiere la soledad.
Claro, lógicamente, se me hizo tarde, eran las 12, me despedí de Carlos, cerre la puerta frente a su cara de “no me invitas a pasar?”. Y, comencé a ordenar mi cuarto en la residencial, ese cuarto azul.

Bailando, barriendo, cocinando un dulce queque, y cuando estaba todo listo, algo asi como las 2 de la mañana, me senté sobre mi cama floriada abrazando mi almohada.
Estaba tan sola!****
*******************************************************************************************************************************

Momento
Sin hacer sonar la puerta, traté de entrar en puntillas al salón de arte, el ambiente, como siempre rebosaba de conversaciones existencialistas, un olor fuerte a incienso, las infaltables velas, y la música alternativa de mi amigo, cada vez que entro, nace una historia, y como de todo, veo un momento.
Dejé mi bolso beige sobre el blanco meson, justo al lado del violín de Valentín, siempre lo dejo junto a su violín, me da una sensación de cercanía, sobretodo cuando estamos sentados escuchando los cuentos de Ivonne, y de sorpresa Valentín comienza a tocar una pieza Barroca, me siento tan cercana, de donde debí nacer...Muchos años antes.
Cierro mis ojos un poco drogada por la musica, perfecta, y me imagino de pronto muchos años antes, en medio de un campo de verde pasto, suave. 
Es ahí cuando me transporto.
Un paisaje,
La fresca brisa, los matices de árboles, verdes y amarillos, y un pasto color pistacho en mis pies, los colores de los bosques lejanos, pareciendo manchas de colores, como las pinceladas de mi amigo, fugaces, rápidas, inseguras, pero hermosas.
El cielo sublime, todo es esa palabra, sublime belleza, y suelto mis piernas de las cadenas que las mantienen inmóbiles, y corro libre, sin preocupaciones, ni tiempo,
por todo el campo, corro, entre colores vivos, entre flores que se rien conmigo,
un violín cantando muchos años futuros.
Y corro, sin preocuparme donde podría llegar, cruzo el bosque, cruzo el campo, cruzo el rio, y me detengo oculta entre los campos de trigo, de un dorado casi, casi como el peluche que me mira antes de dormir desde mi repisa.
Entre las ramas se ve.
"Me está casando" 
me digo, y sonrio, mis ojos sonrien, y comienzan a danzar, muerdo mis labios, y trato de adivinar sus movimientos.
oh!,,,entre los altos trigos pude ver su silueta...no puedo ver su rostro.
El éxtasis de la diversión no tarda..
comienzo a reir, y salto para lograr ver sobre los trigos el cielo celeste inmenso.
otra vez! ah hecho sonar los trigos
Sigo saltando, entre risas.
si, lo oigo, está cerca...
La felicidad pudo conmigo, corro, sin detenerme a mirar atras, él me sigue, me está casando. entre una risa extraña me dejo llevar por mis pies irresponsables.
Y el rio se vuelve una manta de gaza, sin pensarlo, me sumergo en el, y nado, como un pez, junto a ellos, siempre tan felíz.
El violín cambió de tono!
Vuelva a correr!
Él me sigue, y luego yo lo sigo.
Aún sin vernos...El violín me dió una pista!
Él no me sigue ni yo a él...Solamente nuestras piernas se dirigen fugaces a un mismo lugar.
oh! que mareo, el barroco es agotador...
Me seco tirada en el cambo de color pistacho, mirando las nubes, siento su respiracion muy cerca pero, por muy rápido que abra mis ojos no alcanzo a verlo.
Cambio de ritmo..Mis pies.
corriendo, tomo flores, chiribitas, de las comunes, y caen mas del cielo...
Haciéndome nadar entre ellas. oh! que agonía es imaginar...
Y reir mucho, produce dolor de panza.
Su silueta, otra vez!...
conservaré la calma, y sonreiré, aveces está y otras desaparece.
El violin, comienza a sonar cansado, otra sinfonía...
Mis piernas ya al anochecer no evitaron llebarme a la cima de un cerro verde oscuro. Veo entonces desde arriba esa gama de colores naturales, el rio el bosque, los trigos, el cielo está oscuro, y cada estrellas es del porte de una canica. 
"Has llegado"
y un si distante me sonrie...
Y sentados ahí, jugando a adivinar constelaciones, nos encontramos sin tiempo...
Jugando entre grandes cascadas, como dos espiritus en vida.
Sonriendo sin distinguir nuestros rostros...Cada sensación es un paisaje distinto...lo imáginamos,""""

Ivonne me pi chiscó la cara en tono burlesco...Siempre que me abstraía lo hacía, y yo me reia a carcajadas...Siempre se me pasa la hora con ellos. Terminaba de pintar el cuadro, guardaba los óleos, y me despedía de ellos, cada uno, aunque siempre sonrientes, guardaba en sus ojitos brillos de tristezas...Por lo que siempre les sonreia de más.
Como decia mi amigo "Todo el mundo necesita amor" y al oirle decir eso, podia distinguir en su maduro rostro un halo de tristeza infinita.
Era por eso que queria estar siempre con ellos, y reir, y cantar, leerles, y tejer regalos de navidad, cumpleaños, bautizos o santos...cualquier motivo era importante...
Mi libreta de aquellos tiempos siempre manchada con algún color de los óleos de mi amigo que me gustara, ó, con un lápiz nuevo y extravagante de invonne, aveces inventaba escusas para pedirle un lápiz y escribir con ellos.
El cuadro de quellos tiempos que pinté con tanto cariño y momentos quedó colgado ahí, en el salón de artes, donde, un cielo oscuro lleno de brillos, 
abrigaban el dulce amor
De un hombre y una mujer....En dimenciones perdidas.
ella, en su mundo real, pinta cuadros con un grupo de amigos extraños.
Y él....Él......¿Qué estará haciendo él?



No hay comentarios: